Category archive

Asociaciones - page 3

Los retos que toda empresa debería asumir este año

en Asociaciones/El Sector/Kolokio por

Digitalización, omnicanalidad, teletrabajo, conciliación… La pandemia del coronavirus obliga a las empresas a transformarse. Reproducimos este interesante artículo de Marcé Redondo publicado en el diario Cinco Días el pasado 30 de diciembre.

La pandemia de la COVID-19 ha cambiado la manera de vivir y ha modificado los hábitos de las personas. Estos cambios también se han trasladado a las empresas. El virus ha alterado significativamente la agenda de prioridades de los ejecutivos de compañías de varios países, entre ellos España, según el informe ‘CEO Outlook 2020: Covid-19’, elaborado por la consultora KPMG.

Entre las principales conclusiones del estudio destaca que la crisis sanitaria ha impulsado el proceso de digitalización, ya que un 80% de los consultados asegura que la transformación de su modelo operativo se ha acelerado a raíz de la pandemia; mientras que un 50% afirma que se sitúa meses por delante de lo esperado; y otro 30% considera que actualmente se encuentra años por delante de lo esperado antes del estallido de la pandemia.

En relación con lo anterior, para el 33% de los encuestados, el principal obstáculo para acelerar su proceso de digitalización es la incertidumbre sobre los escenarios operativos en los que se desarrollará su actividad en el futuro. Porque si algo ha demostrado la pandemia es que nada es seguro.


El consumidor ha aprendido que casi todo se puede comprar a través de canales no presenciales


Omnicanalidad

Las empresas tratan de adaptar sus estrategias a una situación adversa y afrontan retos que permitan asegurar la continuidad de su negocio. Ligada estrechamente a la digitalización, la omnicanalidad, cuya importancia ha puesto en evidencia la pandemia, es uno de ellos. El consumidor ha aprendido que casi todo se puede comprar a través de canales no presenciales, de manera que será necesario redefinir el rol de la tienda física. Porque ya no hay que convencer a casi nadie de que la omnicanalidad, entendida como la experiencia de compra en su conjunto, independientemente de si se realiza a través del canal online offline, se ha convertido en imprescindible.

Además, sin una mirada global hacia el cliente y sin una estrategia en la que éste sea el centro (customer centric) para optimizar su experiencia de compra, el negocio puede dejar de ser competitivo en un futuro inmediato. Y es que parece que ha llegado el momento de dejar de medir la rentabilidad por el canal de venta utilizado y empezar a centrarla en el cliente. “El usuario debe ser el objetivo, conocer sus preferencias, sus comportamientos y sus intereses para ofrecerle un buen servicio. Y, para ello, es necesario llevar a cabo una investigación y un desarrollo, que, desafortunadamente, en España no se hace tanto como se debería”, explica Georgina Barquín, profesora de Gestión del Cambio Cultural y Análisis del Comportamiento de EAE Business School.

Teletrabajo

Se están viviendo momentos de cambios vertiginosos acelerados por la crisis sanitaria, que sin duda también han afectado de manera muy significativa al mundo laboral, comenta Almudena Eizaguirre, directora general de Deusto Business School: “El teletrabajo, íntimamente ligado a la irrupción de la revolución digital, llegó con fuerza durante la primera ola de la pandemia y ha puesto sobre la mesa sus pros y sus contras. La conciliación, la separación entre tiempo de trabajo y de descanso, es un reto que ahora está más presente que hace muy pocos años. Realizar reuniones de trabajo en el salón y moverse unos metros para preparar una cena es una experiencia que muchas personas han vivido y siguen viviendo durante estos meses”.


Las plataformas de videoconferencias en ‘streaming’ se han consolidado en el entorno laboral, pero también en sectores como el de la educación y el de la medicina


En este proceso han adquirido protagonismo las plataformas de trabajo en remoto y de videoconferencias en streaming, tecnologías ya utilizadas, pero que el confinamiento convirtió en masivas. Este tipo de plataformas también se están empezando a usar en sectores que hasta la fecha eran más reticentes, como el de la educación o el de la telemedicina.

Sostenibilidad y mercado laboral

Si hubiera algo positivo que destacar de esta difícil situación que atraviesa el mundo quizá podría ser la relevancia de la solidaridad y el compromiso ante la adversidad. En este sentido, la crisis sanitaria ha dejado al descubierto la importancia del compromiso de las empresas con la sostenibilidad. Si bien en los últimos años ha habido avances en esta materia, sobre todo vinculados a la cuestión medioambiental, la crisis humanitaria a la que está asistiendo la sociedad lo evidencia aún más.


La gestión de los riesgos climáticos será un factor clave en los próximos cinco años


El estudio de KPMG refleja cierto cambio con respecto a encuestas anteriores, ya que el 63% de los consultados ha centrado sus políticas de ESG –siglas de ‘environmental, social and governance’ en inglés – en el ámbito social. Esto no supone, sin embargo, un detrimento de los otros criterios ESG, de hecho, el 71% de los directivos se muestra decidido a consolidar los avances realizados en la lucha contra el cambio climático durante la pandemia; y el 65% asegura que la gestión de los riesgos climáticos será un factor clave en los próximos cinco años.

Barquín cree que las empresas tienen fuerza para concienciar a los ciudadanos: “Vemos que muchas organizaciones toman decisiones como, por ejemplo, eliminar las pajitas o las bolsas de plástico, que pueden tener un peso muy importante para educar a la población, porque con ellas mandan el mensaje a la sociedad de que el plástico no es bueno para el medioambiente”.


Sostenibilidad significa también fomentar el bienestar de los empleados y la conciliación entre la vida laboral y personal


Lo cierto es que la sostenibilidad está ya prácticamente en todas las áreas de negocio de las grandes compañías, pero no tanto entre las pymes. Esa brecha es la que hay que superar para que llegue a todo el sistema productivo y se convierta realmente en la gran palanca de cambio que es.

Y es que el concepto de sostenibilidad es mucho más que proteger el medioambiente. Es un valor que se ha introducido en los últimos años en las compañías, que han empezado a promoverla en sus negocios, incorporando las llamadas políticas ESG. Entre otras cosas, significa fomentar el bienestar de los empleados y la conciliación entre la vida laboral y personal, incluye invertir en el desarrollo de sus competencias y, por lo tanto, en la mejora de su empleabilidad; supone implementar la innovación y la transformación digital en las empresas y obliga a impulsar el compromiso de los trabajadores y a reducir la disparidad de oportunidades, a fomentar la igualdad, en definitiva.

Para Eizaguirre, uno de los factores más relevantes que cambiará el mercado laboral será la necesidad de adaptarse de forma rápida a un mundo cambiante, que hará más patente que nunca la necesidad de seguir formándose a lo largo de toda la carrera profesional. “La gestión de la coexistencia de diferentes generaciones en la misma plantilla es otro de los grandes retos. La mayor longevidad y la necesidad de alargar la vida laboral están suponiendo que las empresas se encuentren con plantillas integradas por tres o cuatro generaciones diferentes, con sus características, habilidades e intereses específicos con los que los gestores de las empresas se verán obligados a lidiar”.

Y hablando de coexistencia, apunta la experta, la diversidad cultural también se ha consolidado enriqueciendo los entornos empresariales, lo que ha llevado a los profesionales a tener que ser capaces de desarrollarse plenamente en contextos “con personas de culturas, religiones e idiomas diferentes”.

La importancia de la gobernanza en las asociaciones

en Asociaciones/El Sector/Kolokio por

La gobernanza de las asociaciones se descuida con demasiada frecuencia, aunque es un requisito previo esencial para la eficiencia. Una relación sana entre los órganos de gobierno de una asociación y su dirección ejecutiva es garantía de profesionalidad. Las asociaciones que se beneficien de estructuras saludables serán ciertamente más resilientes, algo particularmente útil durante la crisis de Covid, porque se basan en relaciones de confianza y en principios claros. La crisis tiene el efecto de imponer reuniones de dirección más breves y mejor estructuradas. No deja lugar para problemas tácitos o juegos que la gente juega. Comprender el valor de la gobernanza de las asociaciones es fundamental.

  1. En primer lugar, la gobernanza debe verse como un tema estratégico.

Las asociaciones tienden a tratarlo como una mera formalidad o una simple cuestión de cumplimiento y se dedica mucho más tiempo a cuestiones como las cuotas de afiliación que a aclarar las funciones y prerrogativas de los distintos órganos. La gobernanza es una garantía de eficiencia, ya que proporciona una clara cadena de mando. Se trata de delegación de poder y líneas jerárquicas.

Sea cual sea el tipo de organización, es fundamental contar con las personas adecuadas en el lugar adecuado y asegurarse de que sepan lo que se espera de ellas.

De hecho, la gobernanza es tan importante en las asociaciones como en las empresas. Especialmente en las asociaciones que reúnen a voluntarios (es decir, miembros que deciden voluntariamente unirse y contribuir a la asociación), es importante establecer límites, controles y equilibrios para evitar que la asociación se convierta en el juguete de un director ejecutivo o presidente fundador excesivamente controlador. El compromiso voluntario de los miembros puede generar muchas emociones. Cuando los voluntarios invierten tiempo, quieren ser apreciados y sienten que cuanto más hacen, mejor es para la asociación. En realidad, todos necesitan saber qué se espera de ellos y saber dónde termina su función. Por tanto, la gobernanza también debe ser transparente y bien comprendida por la dirección y los miembros de las asociaciones.

  1. La gobernanza no es solo un recordatorio de las normas legales, sino más bien una oportunidad para ser innovador. No existe un enfoque único para todos.

Por ejemplo, si una asociación quiere aportar nuevas perspectivas a su Junta, puede abrirla a miembros independientes, ya sean institucionales o académicos.

Los conflictos de intereses ocurren a menudo en asociaciones. Los miembros de la Junta no siempre entienden que están allí para actuar en beneficio de la asociación y no para representar intereses específicos. Para evitar esas situaciones, una asociación puede optar por nombrar a un director independiente principal. Un director independiente principal es un miembro de la Junta con un rol específico en términos de evaluación de la dinámica de la Junta, un concepto bien conocido en el gobierno corporativo.

Otra buena recomendación es convocar reuniones no ejecutivas a nivel de miembros que no están en los órganos de gobernanza con el fin de alentarlo a hacer una evaluación adecuada de la administración o a involucrarse más en la estrategia. Lamentablemente, la evaluación de la Junta no es una práctica común en las asociaciones. Sin embargo, este es un momento importante para la autorreflexión, que debe estar motivada por un deseo de mejora continua. Un buen punto de partida es solicitar comentarios a los miembros de la Junta después de cada reunión para evaluar la dinámica de la misma.

Desde el punto de vista del CEO o el Secreatario General, no se debe descuidar la inmersión de los miembros de la Junta. Un miembro de la Junta que no esté bien informado sobre la historia de la asociación, su cultura y sus objetivos tardará incluso un año en ponerse al día.

  1. Es cierto que cuanto más joven es la asociación, más simple es la estructura de gobierno.

No es raro ver asociaciones sin un equipo de gestión. En este caso, la Junta actúa más como un comité de gestión. En tales casos, la Junta intenta resolver todos los problemas y está obligada a desempeñar un papel de gestión. Esto no debería durar mucho, porque no es una situación saludable. Es raro que este tipo de Juntas se dedique a cuestiones estratégicas, se pierden en la gestión del día a día.

Recuerda:

– No limitarse a seguir las reglas legales y sea creativo.

– Hay soluciones que pueden resolver los problemas fácilmente, pero hay que asegurarse de definirlas con anticipación.

– No esperar la misma complejidad de todas las organizaciones: proceda paso a paso dependiendo de la madurez de la Asociación.

Resumen del panel de discusión de la ESAE «Juegos de poder: la Junta Directiva frente a la Secretaría» realizado por Béatrice Richez-Baum, ESAE Board member y Directora General of ecoDa.

 

 

24 grandes ideas que cambiarán nuestro mundo en 2021

en Asociaciones/El Sector/Kolokio por

Nadie vio venir el 2020. Al cierre de 2019, los economistas de EE. UU. Hablaron sobre la perspectiva del pleno empleo, esperábamos que el Brexit dominara los titulares en Europa y Japón estaba listo para abrir sus puertas al mundo como sede de los Juegos Olímpicos de Verano.

En su lugar, ocurrió la COVID-19.

El coronavirus, descrito por primera vez en enero como una misteriosa enfermedad parecida a la gripe que circula en China, paralizó la economía mundial. Millones perdieron sus trabajos y más de 1,4 millones de personas perdieron la vida. Muchos de nosotros nos fuimos a casa y nos quedamos allí.

2020 puso a prueba nuestra resiliencia, lo que obligó al mundo a cambiar sobre la marcha la forma en que vive y funciona. A medida que nos acercamos a 2021, con la tenue promesa de un conjunto de vacunas, nos enfrentamos a una nueva prueba: tendremos que decidir qué tipo de mundo pospandémico queremos construir, para nosotros y para las generaciones futuras.

Cada diciembre, los editores de LinkedIn solicitan a nuestra comunidad de influencers, Top Voices y colaboradores frecuentes que compartan las grandes ideas que creen que definirán el año que viene. Este año, a la sombra de una pandemia única en un siglo, ofrecemos una selección de predicciones y pensamientos sobre hacia dónde vamos desde aquí: en el trabajo, en casa y en cualquier lugar intermedio.

  1. Sí, tendremos una vacuna. No, no nos dejará salir del distanciamiento social

Todos esperan que el 2021 brinde alivio a la crisis del COVID-19, y los expertos en salud pública creen que hay una razón para ser optimistas. “El potencial de tener un impacto importante en esta pandemia es muy real”, dijo Michael Osterholm, epidemiólogo del Centro de Políticas de Investigación y Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Minnesota. «Y todo se centra en una vacuna».

Pero hay algunas salvedades. Si bien las primeras vacunas candidatas ya están pasando por el proceso de aprobación, es probable que veamos dos o tres generaciones de vacunas en los próximos años. Una vacuna no solo debe ser eficaz, sino también duradera, lo que significa que la protección dura un período de tiempo prolongado. Y la gente debe estar dispuesta a aceptarlo.

Osterholm, asesor del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, destacó la importancia de asegurarse de que los países de ingresos bajos y medianos también tengan acceso a él; de lo contrario, el virus seguirá cruzando fronteras.

También es probable que mejoren los tratamientos y los diagnósticos, lo que significa que las tasas de mortalidad deberían seguir descendiendo. Pero es probable que el próximo año también traiga un poco de frustración. «El lanzamiento de la vacuna tomará más tiempo de lo esperado», dijo Greg Martin , un especialista en salud pública con sede en Dublín en Health Service Executive, quien estimó que probablemente tomará de seis a nueve meses después de la aprobación para que el público en general tenga acceso a eso. Con poco apetito político por más cierres y una locura colectiva, los casos pueden aumentar incluso después de que haya una vacuna disponible. «Tenemos que asegurarnos de no quitar el pie del pedal», dijo Martin. – Beth Kutscher

  1. La oficina luchará por recuperarte

Después de un año de trabajar desde casa, la dinámica del poder ha cambiado. Las empresas deberán dar a los empleados una razón para regresar a la oficina. ¿En oferta? Espacios diseñados para lo que nos hemos estado perdiendo todo el tiempo: conexión humana y tal vez un poco de descanso y relajación también.

“La gente es la que más extraña a la gente. El contacto en persona en la vida real tiene un valor creíble ”, dice Liz Burow , ex vicepresidenta de estrategia en el lugar de trabajo de WeWork. Burow dice que las oficinas funcionarán de dos maneras clave: como espacios donde las personas se reúnen para el liderazgo, el desarrollo personal y la cultura; y como casas club donde se unen para colaborar y congregarse. De cualquier manera, ya no nos reuniremos en ellos cinco días a la semana.

Esta transformación no será simplemente filosófica; también será físico.

Los asientos asignados desaparecieron, dice Brittney Van Matre , directora de estrategia y operaciones en el lugar de trabajo de Nike. Las encuestas de Nike muestran que los empleados quieren trabajar en una oficina, pero solo dos veces por semana. Y cuando entren, quieren que sea colaborativo. El diseño de oficinas debe adaptarse a este «trabajo basado en actividades», dice, el término para espacios flexibles que se adaptan a una variedad de necesidades.

Pero los espacios colaborativos por sí solos pueden no ser suficientes para atraer a la gente, advierte Van Matre. Ella cree que las empresas harían bien en atraer a las personas con «una sede central con muchas comodidades y una experiencia súper elegante» o «una experiencia realmente única que no se puede obtener en ningún otro lugar». Van Matre sugiere que las empresas pueden querer considerar la posibilidad de establecer puestos de avanzada en lugares no convencionales, como áreas rurales y escénicas más asociadas con el ocio, creando un “respiro” hacia el que los empleados puedan gravitar. – Susy Jackson

  1. Para muchos trabajadores, el 9 a 5 se convertirá en un 3-2-2

Los líderes empresariales se ven obligados a repensar cómo funcionarán sus empresas en un mundo pospandémico. ¿Una de las mayores preguntas que enfrentarán? Dónde y cuándo pueden trabajar los empleados.

No se proporcionó texto alternativo para esta imagen

Para cuando sea seguro regresar a la oficina, muchos trabajadores habrán pasado un año o más trabajando desde casa. Y muchos disfrutan del tiempo extra y la flexibilidad. Las empresas pueden permitir que los empleados trabajen desde casa dos o más días a la semana, y algunos optan por tres días en la oficina, dos días a distancia y luego dos días libres, una semana laboral 3-2-2, si se quiere, según Ashley Whillans , profesor de Harvard Business School. Algunos empleadores pueden incluso reducir por completo a una semana laboral de cuatro días.

“Los empleados exigirán una mayor flexibilidad y las organizaciones la requerirán”, dijo Whillans. “El aspecto de esta flexibilidad variará según el sector y la ubicación geográfica. Pero, con suerte, si lo hacemos bien, los atascos en los desplazamientos matutinos serán cosa del pasado «.

Los datos recientes del Índice de confianza de la fuerza laboral de LinkedIn muestran que aproximadamente la mitad (47%) de los profesionales estadounidenses creen que sus empresas les permitirán estar, al menos parcialmente, remotos después de que la pandemia del coronavirus disminuya. Ese porcentaje es aún mayor entre ciertas industrias que ven el trabajo flexible como el futuro, incluida la tecnología (73%), las finanzas (67%) y los medios de comunicación (59%). – Andrew Seaman

  1. ¿Tecnología imprescindible del próximo año? Cualquier cosa que nos haga sentir más seguros

Olvídese más rápido, mejor, más nuevo y diferente. La lista de deseos de tecnología e innovación del próximo año se centrará en productos y servicios que nos hagan sentir más seguros. Como el oxímetro de pulso. Ni siquiera había oído hablar de él hasta marzo pasado, cuando mi esposa insistió en que pidiéramos uno. De esa manera, si alguno de nosotros contrae COVID-19, podríamos controlar nuestros niveles de oxígeno en sangre para determinar la gravedad de nuestra enfermedad. Ahora, el último reloj inteligente de Apple anuncia el hecho de que puede detectar los niveles de oxígeno en sangre . Querremos viajar en aviones que hayan sido limpiados con un pulverizador electrostático . Aquellos de nosotros en regiones propensas a incendios como Australia o la costa oeste de los Estados Unidos le pediremos a Santa un purificador de aire para abordar la contaminación por humo denso. Nuestros empleadores invertirán en teléfonos inteligentes activados por voz que permiten que los socorristas se comuniquen sin quitarse el equipo de protección personal y cámaras de seguridad que pueden identificar si las personas se están distanciando socialmente .

Esta demanda de seguridad también se extenderá a los métodos que utilizan las grandes empresas de tecnología para proteger a sus miembros del acoso. Estamos cada vez más preocupados por los riesgos que el uso indebido y la información errónea de los datos representan para las personas que usan estos servicios y para la sociedad en general. Con la comercialización generalizada de todo, desde el reconocimiento facial hasta la tecnología de voz, nos apoyaremos tanto en los reguladores gubernamentales como en los anunciantes comerciales para presionar a estas empresas para que manejen nuestros datos de manera responsable. – Jessi Hempel

  1. Prepárese para la recesión mundial, acto II

A medida que llega a su fin un año que no ha producido escasez de sorpresas, los economistas ya están señalando una grande para 2021: esta recesión global puede ser solo el acto de apertura.

La recesión económica inicial, inducida por cierres mundiales sincrónicos a medida que proliferaba la pandemia, ha dado lugar a condiciones que ahora exponen una recesión subyacente más fundamental, según el economista Ernie Tedeschi . ¿Las señales? Las industrias que no se vieron directamente afectadas por la crisis de la salud ahora están experimentando pérdidas de empleo, fracasos comerciales y disminución del gasto; más despidos que originalmente se clasificaron como temporales se están clasificando como permanentes ; y la tasa de desempleo de larga duración , un inquietante sello distintivo de la Gran Recesión, va en aumento.

La implicación: una recesión de » doble caída » es el mayor riesgo para 2021, según el economista Campbell Harvey . El economista Mohamed El-Erian está de acuerdo, y considera que el riesgo de una recesión posterior es » alto y creciente «, según los datos globales que observa de los sectores de manufactura y servicios.

Tal jerga económica tiene implicaciones humanas. Las Naciones Unidas están solicitando $ 35 mil millones para apoyar su trabajo humanitario, proyectando que un récord de 235 millones de personas necesitarán su asistencia en 2021 , casi un 40% más que este año. «No tendremos una segunda oportunidad de tomar la decisión correcta», dijo Mark Lowcock, subsecretario general de la ONU para asuntos humanitarios.

«El largo ascenso para salir de la profunda recesión de este año será desigual, incierto y propenso a retrocesos» , dijo a LinkedIn News Kristalina Georgieva , directora del Fondo Monetario Internacional. «El camino hacia un crecimiento sólido, sostenible, equilibrado e inclusivo será largo y difícil». – Devin Banerjee

  1. Para los líderes, el carácter lo será todo

Mientras nos esforzamos por superar una pandemia mundial y una recesión económica, el carácter de los líderes importará tanto como su competencia. En 2021, el liderazgo de servicio será una ventaja competitiva.

Los psicólogos descubren que ante las amenazas a nuestros trabajos y nuestras vidas, nos preocupamos más por la precariedad y el propósito. Buscamos un sentido de confianza en que nuestros trabajos son seguros y un sentido de contribución a una causa más grande que nosotros. Esto les dará a los líderes de servicio una ventaja para reclutar, motivar y retener a personas talentosas.

Los líderes de servicio son dadores, no tomadores; podemos contar con ellos para poner nuestros intereses por encima de los suyos. Reconocen que las personas no son el recurso más importante de una empresa; ellos son la empresa. No nos despedirán en un abrir y cerrar de ojos; harán todo lo que puedan para salvar nuestros trabajos. No nos mantendrán atados a una oficina o un horario, nos darán la libertad y la flexibilidad para trabajar donde y cuando sea que trabaje para nosotros. No se convertirán en microgestores; serán «macromanagers» que unirán a las personas en torno a una misión significativa. No nos mantendrán atrapados en trabajos sin salida; crearán oportunidades de crecimiento y avance. Y si no hay un camino hacia arriba, se preocuparán lo suficiente como para ayudarnos a encontrar un camino seguro. – Adam Grant, psicólogo organizacional de Wharton, presentador del podcast de TED WorkLife y autor de » Think Again: The Power of Knowing What You Don’t Know «, disponible el 2 de febrero

  1. Nombraremos olas de calor como huracanes y ciclones

La última década fue la más calurosa registrada y solo en los últimos meses, los récords de calor se rompieron en todo el mundo: Death Valley, CA superó los 54 grados Celsius (130 en Fahrenheit); Siberia y Europa alcanzan habitualmente temperaturas 7 grados Celsius y 2 grados Celsius más altas que el promedio, respectivamente ; y las olas de calor extremas en Australia han provocado los peores incendios forestales jamás vistos. Para el cambio de siglo, sin medidas preventivas, las olas de calor pueden afectar al 75% de las personas del planeta y a más de 3.500 millones de personas para 2070 , 1.600 millones de las cuales vivirán en áreas urbanas densas donde los entornos construidos magnifican la exposición al calor. Ningún rincón de la tierra se ve afectado.

Las olas de calor no arrancan drásticamente los techos de los edificios y lo que dejan a su paso no puede fotografiarse ni transmitirse de la misma manera que los incendios forestales, los huracanes o las inundaciones. Sin embargo, sus efectos no son menos perniciosos. En los Estados Unidos, más personas mueren anualmente por calor extremo que por cualquier otro evento relacionado con el clima.

Llevamos nombrando tormentas tropicales y huracanes desde la década de 1950. Nombrar las olas de calor creará una cultura similar de conciencia y preparación en torno a los riesgos e impactos del calor y movilizará los recursos necesarios para proteger y salvar vidas. En 2021, nombraremos olas de calor como tormentas tropicales y huracanes y el calor extremo ya no será un asesino silencioso.

Preparémonos: se acerca la ola de calor Harry. – Kathy Baughman McLeod , directora del Centro de Resiliencia de la Fundación Adrienne Arsht-Rockefeller en el Atlantic Council

  1. La pandemia enviará más mujeres a la C-Suite

El COVID-19 ha sido catastrófico para las mujeres, en particular las mujeres de minorías, las mujeres de bajos ingresos y las madres solteras, a medida que aumentan las pérdidas de empleo en los sectores que emplean a una gran proporción de mujeres y los cierres de escuelas obligan a muchas madres trabajadoras a abandonar la fuerza laboral por completo. En los Estados Unidos este otoño, aproximadamente 1,6 millones menos de madres estaban en la fuerza laboral de lo esperado. Pero en medio de las luchas, estamos viendo signos de un cambio de C-suite, con más mujeres moviéndose a los altos cargos ejecutivos durante la pandemia, incluso cuando la contratación en este nivel disminuyó inicialmente, según datos de LinkedIn. Espere ver que esta tendencia continúe, ya que la pandemia destaca la importancia de liderar con empatía y la importancia de apoyar a los talentos diversos.. “A veces, no pasa nada durante décadas y, a veces, las décadas pasan en una semana. Estamos en un lugar como ese ”, dijo Lorraine Hariton, directora ejecutiva de Catalyst, sobre el progreso que anticipa. También hay más mujeres CEO en Fortune 500 que nunca. Durante la pandemia, Jane Fraser se convirtió en la primera directora ejecutiva de un importante banco de Wall Street y Karen Lynch se convirtió en directora general.de la empresa de atención médica más grande del mundo, CVS Health. Ambos nombramientos indican a los expertos que el caso comercial para colocar a más mujeres en puestos de liderazgo se convertirá en una práctica obligatoria para las corporaciones más competitivas. «No vamos a volver a la normalidad», dijo C. Nicole Mason, directora ejecutiva del Instituto de Investigación de Políticas de la Mujer. “Queremos ver algunos cambios en términos de cómo aparecen las mujeres en el lugar de trabajo. Somos la mitad de la fuerza laboral «. – Caroline Fairchild

  1. En lugar de vivir ‘encima de la tienda’, viviremos en ella

Ha sido un año especialmente duro para los minoristas de ladrillo y cemento. La pandemia envió ondas de choque a toda la industria, con un tráfico peatonal reducido en las tiendas y un cambio rápido a las opciones minoristas en línea. ¿El resultado? Cierres de tiendas récord y una nueva ola de quiebras minoristas.

Todo esto deja una pregunta difícil: ¿Qué hacemos con todo el espacio comercial vacante?

Una opción: convertir las tiendas vacías en viviendas. Durante años, los planificadores urbanos han abogado por un cambio hacia centros urbanos más centrados en la comunidad , una combinación más fluida de dónde la gente trabaja, compra, pasa su tiempo libre y dónde duerme. Convertir el comercio minorista en vivienda podría verse como el siguiente paso de este movimiento, donde los espacios evolucionan para adaptarse a las necesidades cambiantes de la comunidad. Y algunas ciudades ya han comenzado . En Eindhoven en los Países Bajos, el ayuntamiento ha comenzado a ofrecer subsidios para alentar a sus ciudadanos a vivir por encima de los minoristas o convertir las tiendas en viviendas. La ciudad está brindando incentivos a los propietarios para que inviertan en la conversión minorista-residencial.

Leon Erkelens , consultor inmobiliario de Synerki, con sede en Rotterdam, espera que los centros de las ciudades se concentren más y las tiendas que permanezcan vacías se transformen en unidades residenciales. Esto aumentará el número de «ojos en la calle» y aumentará los niveles de seguridad, le dice a LinkedIn News. Erkelens espera que las ciudades pequeñas sean las más afectadas por el éxodo minorista. «Las grandes ciudades seguirán teniendo el atractivo de atraer grandes multitudes, por lo que los bienes raíces minoristas continuarán reutilizándose». – Liza Jansen

  1. La recuperación en forma de K hará que las empresas cortejen a los ricos

La pandemia global ha creado “una historia de dos ciudades”, dijo el inversionista y filántropo David Rubenstein a LinkedIn News: “La gente en la cima simplemente lo está haciendo espectacularmente bien; el resto se está quedando cada vez más atrás «.

A medida que esa bifurcación en forma de K continúe a raíz de la pandemia, las empresas se verán obligadas a seguir el dinero para prosperar, o incluso sobrevivir. ¿Opera una sala de cine que ha estado prácticamente vacía? Las proyecciones privadas podrían llenar el vacío, ya que la cadena de cines AMC y otras están probando . Las cadenas hoteleras están cortejando a trabajadores acomodados que buscan oficinas privadas con vista a la playa, una tendencia que podría continuar durante años. Incluso las tiendas de dólar ahora están apuntando a clientes más ricos . «La necesidad de esta tienda es muy relevante ahora, y tal vez cada vez más», dijo Emily Taylor , directora de comercialización de Dollar General, sobre la nueva marca de tiendas de la compañía llamada Popshelf, que está dirigida a compradores más pudientes..

A medida que las empresas persiguen a los consumidores adinerados, su propia estructura operativa también cambiará, según David Hunt , director ejecutivo de la firma de inversión PGIM de 1,4 billones de dólares. “Las empresas de todo el mundo se han desprendido de los activos que históricamente las han definido: fábricas, maquinaria, oficinas regionales repletas de gente”, dijo a LinkedIn News. En el futuro, las empresas invertirán cada vez más en propiedad intelectual, software, plataformas en línea, datos patentados y algoritmos, lo que sea necesario para rastrear y encontrar al cliente del futuro donde se encuentre. Los datos de LinkedIn muestran que la contratación de ejecutivos encargados de encontrar a esos consumidores, como los directores de crecimiento y los directores de ingresos , está en aumento. – Devin Banerjee

  1. En 2020, las empresas prometieron equidad racial. En 2021, serán responsables.

A raíz de la muerte de George Floyd en mayo, los ejecutivos de las empresas estadounidenses salieron en masa con promesas de librar a sus organizaciones del racismo sistémico. El próximo año, los clientes y empleados exigirán que cumplan las promesas que hicieron. Alrededor del 60% de los estadounidenses dicen que esperan que las marcas adopten una postura sobre el racismo y nueve de cada diez empleados en todo el mundo creen que las empresas deberían participar en iniciativas de diversidad e inclusión.

“Con un cambio de tendencia a nivel nacional en la equidad racial, Corporate America comenzará a combinar los compromisos de diversidad, equidad e inclusión con un enfoque integral que se responsabilice del progreso como lo hacen en todos los demás aspectos de su negocio”, dijo John Rice , quien es Director ejecutivo de la organización sin fines de lucro Management Leadership for Tomorrow. «Redefiniremos lo que es ‘bueno’ para la equidad racial en el lugar de trabajo».

El próximo año, descubriremos qué corporaciones se están tomando el problema en serio, en lugar de simplemente emitir declaraciones. Una cosa será cierta para todos: las empresas seguirán sintiendo la presión de las partes interesadas para no solo hacer que sus organizaciones sean más diversas, sino también para lograr un progreso claro y medible hacia la equidad. Incluso empresas como Coinbase, que se opusieron a abordar la política y los problemas sociales más amplios en el trabajo, están siendo responsabilizados por los empleados para crear equipos inclusivos. Mientras tanto, NASDAQ está proponiendo una regla que requeriría que las más de 3.000 empresas que figuran en el intercambio tengan al menos una miembro de la junta y una que se identifique como una minoría subrepresentada o LGBTQ. – Caroline Fairchild

  1. El Brexit estará completo, pero las negociaciones nunca terminarán

Aunque el Reino Unido abandonó oficialmente la Unión Europea el 31 de enero de este año, en 2021 es cuando realmente se hundirá la realidad del Brexit . El 31 de diciembre finalizó el período de transición y Gran Bretaña dejó de formar parte de la unión aduanera y el mercado único de la UE. Incluso con un acuerdo comercial en vigor, todavía se está negociando uno, habrá interrupciones y retrasos simplemente porque «el comercio será más difícil», dice Anand Menon., director de UK In A Changing Europe, una iniciativa de investigación independiente. Espere filas de camiones en las fronteras y viajeros británicos acosados en los aeropuertos europeos mientras se abren paso a través de las colas «fuera de la UE». El impacto económico inicial no será tan obvio en una economía golpeada por una pandemia, pero las decisiones de inversión se suspenderán y las empresas con sede en el Reino Unido que dependen del comercio sin fricciones pueden comenzar a hacer las maletas. A medio plazo, el impacto macroeconómico del Brexit en el Reino Unido será mayor que el COVID-19, dice Menon.

Y recién estamos comenzando. Dado que el comercio es el único tema actualmente en la mesa de negociaciones, 2021 será solo el comienzo de “un proceso de negociación casi constante”, dice Pepijn Bergsen de Chatham House, cuyas relaciones en áreas como los servicios financieros aún no se han acordado. Pero la relación en curso se caracterizará por “fricciones, tensiones y litigios constantes”, dice Mujtaba Rahman del Grupo Eurasia. «El gobierno británico querrá hacer las cosas de manera diferente y desafiar cualquier percepción de ser un miembro de facto de la UE». – Siobhan Morrin

  1. La transmisión se comerá, luego transformará, las películas

Ha sido un año devastador para los cines, ya que muchos se vieron obligados a cerrar sus puertas en medio de la pandemia. Pero las cosas han sido particularmente soleadas para el negocio de la transmisión, que se convirtió en el único juego en la ciudad para Hollywood, y los espectadores, este año. Los estudios lanzaron películas muy esperadas como Mulan de Disney directamente a la transmisión . Warner Bros. sacudió a la industria en diciembre cuando anunció que lanzaría todas sus películas de 2021 en el servicio de transmisión HBO Max y en los cines simultáneamente.

Cuando la crisis del COVID-19 ceda, ¿podrán las salas de cine encontrar el camino de regreso al corazón y la billetera de los consumidores? Sí, pero requerirá algunos ajustes.

Es probable que una mejor comida y pisos menos pegajosos no lo corten. “¿Qué puede ofrecer un teatro que no puedas tener en tu sala de estar? Otras personas ”, dice el profesor de marketing de la NYU, Scott Galloway. “Las comedias son más divertidas, los thrillers tienen más suspenso y las películas de terror dan más miedo entre la multitud. Los teatros deben reinventarse a sí mismos como lugares de reunión, como espacios sociales. Una nueva película de Marvel es un evento que puede respaldar concursos de disfraces [y] visiones maratón de películas anteriores «.

Espere que los jugadores de transmisión se involucren. «Alguien tendrá que proporcionar el capital para que los cines superen la pandemia e inviertan en el futuro de la industria», dice Galloway. “El rumoreado interés de Amazon en AMC es interesante. Podrían pasar la asistencia al teatro a Prime, por ejemplo, y darles a los clientes la oportunidad de ver los nuevos estrenos primero en los cines «. – Callie Schweitzer

  1. El aula remota recibirá una actualización muy necesaria

Una de las mayores frustraciones de 2020 involucró los trastornos asociados con la interrupción abrupta de la educación K-12 y universitaria en persona, a favor de trasladar todo al aprendizaje remoto. Los instructores lucharon para dominar las herramientas de video creadas para adultos en entornos comerciales. La asistencia a clases disminuyó. Incluso los estudiantes que asistían a menudo se sentían desconectados.

Debe haber una mejor manera, dicen la profesora de informática de Stanford, Daphne Koller, y su esposo, el empresario tecnológico Dan Avida . Ambos ayudaron a construir Coursera, una plataforma de aprendizaje en línea gigante a nivel universitario. Ahora están de regreso con otra startup de tecnología educativa , Engageli , que está construyendo un sistema de enseñanza interactivo diseñado para satisfacer las necesidades únicas de las escuelas.

Una idea clave: facilitar que los estudiantes “se sienten” juntos en mesas de dos a ocho alumnos, mientras se desarrolla la lección del instructor. Los estudiantes pueden conversar con sus compañeros de mesa sin ser escuchados por el grupo más grande. Mientras tanto, el instructor puede explicar las cosas a todas las mesas a la vez, sin dejar de visitar mesas específicas para asegurarse de que todo va por buen camino. Avida dice que los educadores prefieren este modelo a las rígidas restricciones de las salas de reuniones de otros proveedores, que fueron construidas para satisfacer las necesidades corporativas.

Mientras tanto, es probable que los principales reproductores de video empresarial como Zoom, WebEx de Cisco y Microsoft Teams también se muevan rápidamente para abordar las necesidades del mercado educativo en 2021. (Microsoft también es propietario de LinkedIn). Pero Avida dice que Engageli ha presentado muchas patentes para proteger sus ideas, y agrega que su enfoque único en la educación puede ayudarlo a moverse más rápido que otros rivales para quienes la educación es solo un nicho de mercado. – George Anders

  1. Alteraremos el plano de las ciudades …

La pandemia cambiará la faz de las ciudades y las remodelará de manera que la vida urbana sea más sostenible. Los alcaldes de todo el mundo han puesto el lanzamiento de “ciudades de 15 minutos” en el centro de sus planes de recuperación. ¿La idea principal? Los habitantes de la ciudad deben tener todo lo que necesitan (trabajo, bares, restaurantes, tiendas, escuelas, atención médica, ocio) en un viaje de 15 minutos, a pie o en bicicleta, desde casa. Los encierros dieron prueba de concepto de trabajar desde casa, desafiando la noción de que las ciudades deben dividirse en áreas separadas para trabajar y vivir. Y muchos habitantes de la ciudad experimentaron la vida con menos automóviles y más bicicletas en las calles.. Ahora, el genio está fuera de la botella. El año que viene, veremos carriles para bicicletas emergentes y otros cambios temporales de infraestructura implementados para mejorar la vida de la ciudad en medio de la pandemia que se vuelven permanentes, a medida que ideas que antes eran de nicho como las “supermanzanas” de Barcelona se generalizan. “Lo que espero es que una nueva filosofía de trabajo se fusione con ideas de ciudades inteligentes. Las empresas tendrán espacios de trabajo más pequeños para reunirse en toda la ciudad, más cerca de los hogares ”, dice Frederik Anseel., profesor de administración en la Universidad de Nueva Gales del Sur. Esto cambiará la idea tradicional de la ciudad, una en la que las comunidades más pequeñas se forman alrededor de un eje central. “Las grandes ciudades como París, Londres y Sydney podrían convertirse en vastas áreas urbanas compuestas por varias comunidades más pequeñas, cada una con su propio centro”, afirma Anseel. «Y dado que habrá menos concentración en un área central, los precios de las propiedades tendrán que ajustarse en consecuencia». – Pieter Cranenbroek

  1. … y comience a planificar ciudades de refugio para escapar del cambio climático

Durante el año pasado, el mundo ha estado obsesionado con la pandemia y sus efectos en nuestras vidas, y por una buena razón. Pero una amenaza aún mayor podría cambiar la forma en que vivimos de una manera menos rápida pero más permanente : el cambio climático. El calentamiento global ya ha obligado a unos 20 millones de personas a huir de sus hogares cada año. El aumento de las temperaturas combinado con el crecimiento de la población significa que tres mil millones de personas, un tercio de la población mundial proyectada, podrían estar viviendo en condiciones «no habitables» para 2070 . El resultado inevitable será la migración masiva a «paraísos climáticos», o ciudades resguardadas de condiciones climáticas extremas con capacidad de crecimiento. Prepararse para este futuro ya no puede ser postergado, y los jefes de estado, miembros de la comunidad científica, el sector privado, ONG y grupos de jóvenes se reunirán para discutir el tema en la primera Cumbre de Adaptación Climática del mundo en enero de 2021. Como ciudades alrededor el mundo desarrolla planes de acción climática , espera ver más proyectos de vivienda sin carbono y cinturones verdes que reemplacen el asfalto . «La pregunta que deberíamos hacernos es cómo proteger a los residentes más vulnerables», dice Greg Lindsay., director de investigación aplicada de la fundación sin fines de lucro NewCities Foundation. «Cómo desarrollar nuevos enfoques de zanahoria y palo para alejar a las personas de las áreas de mayor riesgo». Pieter Cranenbroek

  1. China será el centro de atención en 2021

China tuvo un éxito de taquilla en 2020. A pesar de una pandemia global que se originó en sus costas, la economía de la nación se recuperó rápidamente, creciendo un 4,3% en el tercer trimestre de este año, sus ciudadanos están viviendo una vida en gran medida normal gracias a los estrictos cierres que detuvieron el virus ‘ se extendió y se unió a uno de los pactos comerciales más importantes del mundo . Mientras tanto, Estados Unidos y Europa se están preparando para pasar 2021 conteniendo oleadas de infecciones que han paralizado gran parte de sus economías.

Todo esto coloca a China en una posición privilegiada para asegurar un lugar como la superpotencia dominante del mundo en los próximos años. Pero ganar corazones y mentes no es probable que se obtenga con ese éxito.

Durante años, China ha utilizado su poderío económico como moneda de cambio para obtener acceso a nuevos mercados o para silenciar las críticas sobre las violaciones de derechos humanos contra su población minoritaria uigur. Si bien las empresas tienen mucho que perder si China les cierra sus fronteras, los líderes gubernamentales se resisten a ceder más influencia a un país que ha mostrado un enfoque de suma cero en las relaciones diplomáticas . De hecho, el sentimiento negativo hacia China está aumentando en Australia, Alemania, Estados Unidos, Corea del Sur y Canadá, entre otros, según una encuesta del Pew Research Center . «China va a estar por delante de todos económicamente, sin embargo, su reputación global no va a mejorar», dijo.James McGregor , presidente de la firma de asuntos públicos de China APCO Worldwide. «La dirección del Partido [Comunista Chino] parece haber decidido que si China no puede ser amada, también podría ser temida».

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha desarrollado un plan para contener la esfera de influencia de China, pero la administración entrante de Biden tendrá otras prioridades inmediatas; a saber, frenar una crisis económica alimentada por una pandemia y distribuir una vacuna muy necesaria. Es probable que China use esa distracción para acumular más influencia, pero puede encontrar una comunidad global menos receptiva. – Jordyn Dahl

  1. La industria de viajes seguirá el camino de Netflix

La pandemia causó estragos en la industria de viajes en 2020. Los viajes internacionales prácticamente se detuvieron en muchos países. Las aerolíneas se han acogido a la protección por quiebra . Los puntos de acceso turístico tradicionales se han convertido en puntos fríos . La industria de viajes se ha visto obligada a romper grandes partes de su libro de jugadas y comenzar de nuevo.

¿Una idea ganando terreno? Suscripciones de viaje . Costco se ha asociado con WheelsUp para ofrecer una suscripción anual a un jet privado por US $ 17.499,99. Tripadvisor está lanzando un servicio de suscripción anual llamado Tripadvisor Plus por US $ 99, que ofrece acceso a ofertas de viajes y otros beneficios. Y algunas aerolíneas también han comenzado a experimentar con suscripciones de viajes, donde ofrecen vuelos de tarifa fija a cambio de una fuente de ingresos segura y continua.

“En el sudeste asiático, ya hemos visto aerolíneas probando las aguas con este concepto”, dice Hannah Pearson , fundadora de la empresa de consultoría de viajes con sede en Kuala Lumpur, Pear Anderson . » AirAsia lanzó su Pase Unlimited para vuelos domésticos en Malasia a principios de este año, y dado que ahora lo han implementado en Tailandia, Filipinas e Indonesia, podemos deducir que ha sido un éxito».

¿Otra área que Pearson podría ver despegar? Trabajos de suscripción, donde «las cadenas hoteleras [ofrecen] reservas y beneficios flexibles para que los clientes se queden y trabajen fuera de cualquiera de sus hoteles en todo el país». Estamos comenzando a tener este éxito en países como Singapur, donde los hoteles ahora ofrecen paquetes de trabajo específicos. – Chris Anderson

  1. La prevención de una pandemia se extenderá mucho más allá de la medicina

La pandemia de COVID-19 ha dejado en claro que nuestra salud está indisolublemente ligada a problemas ambientales más importantes. El aumento de la densidad de población, los viajes globales, la deforestación, la agricultura a gran escala y el derretimiento del permafrost han alterado los hábitats de los animales, acercándolos a un contacto más estrecho con los humanos. Esto ha aumentado el riesgo de brotes de enfermedades zoonóticas más frecuentes y, por lo tanto, un mayor potencial de otra pandemia.

El siglo pasado, solo hubo un puñado de enfermedades relacionadas con los animales. Pero esos números se han acelerado en la última década. Ahora, están promediando cada dos años, dijo Greg Martin , especialista en salud pública de Health Service Executive, y mencionó el ébola, el zika, el SARS, el MERS y la gripe porcina como ejemplos recientes. No todos los brotes zoonóticos conducen a pandemias. Pero «si tiramos los dados con tanta frecuencia, obtendrás un conjunto de seis dobles», dijo Martin. «Estamos jugando con las probabilidades».

«Una vacuna ayudará a poner fin a la pandemia, pero no abordará las vulnerabilidades que se encuentran en su raíz», dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus , director general de la Organización Mundial de la Salud. «No hay vacuna para la pobreza, el hambre, el cambio climático o la desigualdad».

La pandemia también ha demostrado que la salud es una cuestión de justicia racial y de desigualdad, y la crisis ha tenido un impacto desproporcionado en las comunidades negras, indígenas y de color. Esto ha llevado a los proveedores de atención médica y a los gobiernos a abordar los factores socioeconómicos que influyen en quién se enferma y quién se recupera.

«COVID-19 ha puesto al descubierto nuestro sistema de salud pública», dijo Rich Roth , director de innovación estratégica de CommonSpirit Health, uno de los proveedores de atención médica más grandes de los EE. UU. «Ha puesto de relieve las debilidades dentro del sistema». – Beth Kutscher

  1. Los nuevos métodos de construcción absorberán, en lugar de emitir, CO2

En 2017, las Naciones Unidas calcularon que los edificios, los métodos de construcción y sus fuentes de energía representan el 39% de las emisiones mundiales de dióxido de carbono relacionadas con la energía. Esa es una cifra alarmante, dice Kate Simonen , presidenta del departamento de arquitectura de la Universidad de Washington y directora ejecutiva del foro Carbon Leadership de la universidad. Pero es optimista sobre las formas de aliviar la carga ambiental y reducir ese porcentaje.

En la actualidad, se encuentran disponibles en el mercado versiones de materiales con bajo impacto de carbono, desde acero hasta alfombras, señala. Los desechos agrícolas ricos en carbono, como la paja, se pueden utilizar como paneles de pared y armarios . Otra opción: reclutar bacterias para construir nuevas variantes de hormigón. La comercialización a gran escala de estos ladrillos y bloques verdes (realmente son verdes) podría tardar años, dice Simonen, pero los proyectos de laboratorio han demostrado que los procesos biológicos subyacentes funcionan bien. Como primer paso en 2021, predice que al menos un estado más de los EE. UU. Se unirá a California en la adopción de estándares para evaluar el impacto del carbono incorporado en proyectos de construcción más grandes. – George Anders

  1. Los millennials rehacerán la inversión a su propia imagen

Wall Street fue construido para sus padres y abuelos: conversaciones telefónicas de ida y vuelta; montones de estados de cuenta y registros en papel; y una visión del mundo que los beneficios de los accionistas superan todas las demás consideraciones.

Los millennials están a punto de cambiar todo eso y rehacer el sector financiero en el camino. Cuatro tendencias principales, destacadas recientemente por The Economist , se están acelerando para impulsar este cambio de guardia:

Los millennials, nacidos entre 1981 y 1996, están a punto de entrar en los años de ingresos máximos de sus carreras. A medida que asciendan en la escala corporativa y reemplacen a los baby boomers que se jubilan, su poder de ganancia aumentará casi un 75% en esta década, según una investigación del Bank of America.

Los boomers no solo se están jubilando; ellos también están muriendo. El flujo de dinero de la herencia a las generaciones más jóvenes está a punto de duplicarse en la próxima década, según la firma de investigación Cerulli Associates.

La tecnología está cada vez más al frente y en el centro de la vida diaria de los millennials. Cuando se trata de invertir, «una generación que se crió en teléfonos inteligentes es tan probable que confíe en una aplicación como un corredor adinerado», según The Economist.

Las generaciones más jóvenes quieren algo más que un rendimiento financiero cuando invierten. La investigación de Morgan Stanley encuentra que los menores de 35 años tienen el doble de probabilidades de vender una acción si consideran que una empresa es ambiental o socialmente insostenible. «Creo firmemente que el enfoque en los factores ambientales, sociales y de gobierno está aquí para quedarse» , dijo a LinkedIn News Kristina Hooper , estratega en jefe de mercado global de Invesco, administradora de activos de $ 1.2 billones.

La industria inversora se verá obligada a adaptarse para seguir el dinero. Eso significa fusiones y adquisiciones, asociaciones de fintech, una afluencia de talento con mentalidad tecnológica y, según Hooper, » innovación de productos más rápida y receptiva «. – Devin Banerjee

  1. Espere un ajuste de cuentas regulatorio de Big Tech

Después de años de dar vueltas en círculos, Washington está listo para unirse como una fuerza unida, o al menos una fuerza no completamente dividida, para ser duro con la tecnología. ¿Un objetivo principal para los funcionarios estadounidenses? La sección 230 de la Communications Decency Act, que otorga a las empresas de tecnología amplia autoridad para decidir cómo moderar el contenido en sus plataformas y las protege de la responsabilidad por lo que publican los usuarios.

A los republicanos les preocupa que las empresas de tecnología tengan demasiado poder sobre las voces que se presentan. Los demócratas temen que 230 permita que la desinformación corra desenfrenada en las plataformas sin consecuencias. En el asesor de tecnología Bruce Reed, el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, eligió a un feroz oponente para guiar el pensamiento de su administración sobre la regulación tecnológica. Reed ayudó a redactar una estricta legislación de privacidad para California y se ha pronunciado públicamente en contra de 230, escribiendo que es «un enemigo de los niños» y fomenta el odio y el abuso. Cualquier cambio en el estatuto de 26 palabras alterará Internet tal como lo conocemos.

Mientras tanto, los activistas en los EE. UU. Están pidiendo una Comisión Nacional de Tecnología y Democracia para hacer recomendaciones concretas al Congreso y a los reguladores sobre otras formas de controlar a las Big Tech. Estas discusiones guiarán el cambio realizado a través de agencias como la Comisión Federal de Comercio, que podría proponer una demanda antimonopolio contra Facebook , y el Departamento de Justicia, que ha presentado una demanda antimonopolio contra Google. A ellos se unen los fiscales generales estatales de los EE. UU., Que están investigando al menos una de las empresas de Big Tech. Con el alcance global de cada una de las firmas de Big Tech, todo esto se está observando con atención en el extranjero, desde Singapur hasta la Unión Europea, que se está moviendo aún más agresivamente para regular la tecnología por sí misma. -Jessi Hempel

  1. Nos sumergiremos aún más en los mundos virtuales.

2020 estará marcado como el año en que muchos de nosotros nos volvimos virtuales por necesidad, ya que el distanciamiento social obligó a millones de personas a trabajar, aprender y trabajar a distancia. Espere que 2021 lleve las cosas a un nivel superior, con un crecimiento continuo y la aceptación de los mundos digitales como reemplazos viables para las experiencias y conexiones en persona. Empresas como Epic, con su popular videojuego Fortnite, así como el motor de experiencia inmersiva Unreal, traerán eventos sociales a gran escala como conciertos y deportes electrónicos al mundo virtual a través de tecnología de realidad aumentada. Y los entornos de programación y juegos colaborativos como Roblox unirán a las comunidades que buscan una conexión social en un entorno COVID-19.

Podemos esperar que el crecimiento y la madurez de los entornos virtuales también influyan en la actividad económica. Los activos digitales basados en blockchain ganarán fuerza, fomentando una mayor adopción de mercados financieros descentralizados para pagos y comercio. El hardware de realidad virtual y aumentada también obtendrá una adopción más amplia, especialmente a medida que Apple se acerca al lanzamiento de sus propias gafas AR. Y las transacciones financieras se incorporarán a estos sistemas de hardware, cambiando la naturaleza de la banca y las expectativas de los consumidores. – Lex Sokolin , codirector global de tecnología financiera en ConsenSys y autor del boletín The Fintech Blueprint

  1. La pandemia desatará una nueva ola de emprendedores

La Gran Recesión de la última década desató una ola de espíritu empresarial, ya que el alto desempleo alentó a los posibles propietarios de negocios a perseguir su gran idea en lugar de depender de un mercado laboral turbulento. Silicon Valley engendró gigantes como Slack, Uber y Airbnb a raíz de esa recesión. Podemos esperar lo mismo cuando el polvo de esta crisis se asiente.

Si bien la pandemia ha devastado las economías locales de todo el mundo y ha dejado a millones sin trabajo, desencadenará un renacimiento empresarial. “Comenzaremos a ver a más personas bajar de la escalera corporativa y comenzar sus propios negocios. Quizás a un ritmo acelerado como nunca antes lo habíamos visto ”, dijo Lucy Chow , senadora que representa a los Emiratos Árabes Unidos en el Foro Mundial de Inversiones de Business Angels.

El cambio de empleado a empresario ya ha comenzado. Con decenas de restaurantes y minoristas cerrados permanentemente sin un regreso viable, los trabajadores de primera línea están lanzando salones de belleza itinerantes y clases de ejercicios virtuales. Las nuevas solicitudes comerciales, que los aspirantes a empresarios deben presentar para fines fiscales, se han disparado, creciendo un 38% año tras año a mediados de noviembre, según datos de la Oficina del Censo de EE.

Este pico empresarial puede estar aislado en gran medida en países que no ofrecieron programas sólidos de estímulo económico para mantener a los trabajadores empleados. En Europa, donde los gobiernos han ayudado a las empresas a compensar los costos mientras los trabajadores se quedaron en casa, la tasa de desempleo es mucho más baja que en los EE. UU. Esas economías no han experimentado el mismo repunte dramático en la formación de nuevas empresas. – Jordyn Dahl

Fuente: Linkedin News, Scott Olster

Las 6 tendencias de engagement y marketing a seguir en 2021

en Asociaciones/El Sector/Kolokio por

Habiendo finalizado el 2020, queremos bridarles una serie de herramientas a través de 6 áreas clave de engagement y estrategias de marketing para 2021

Es divertido pretender predecir qué tendencias traerá 2021 al mundo empresarial después de un año que desafió todas las predicciones o expectativas.

La naturaleza de casi todo lo que hacemos, desde nuestras interacciones sociales hasta nuestra vida laboral y comportamiento de compra, ha sido alterada irrevocablemente por los eventos mundiales de 2020. E incluso con la promesa de una vacuna en el horizonte, el futuro sigue siendo incierto.

A lo largo de la historia, los momentos de crisis han envuelto y acelerado cambios que han estado en marcha durante años. Pero el cambio también puede ser una oportunidad para hacerlo mejor y ser mejor.

La disrupción causada por el COVID-19 no ha tenido precedentes, pero también ha obligado a las organizaciones a hacer y pensar de manera diferente. La necesidad de visión, innovación y transformación nunca ha sido más pronunciada.

Con estas 6 tendencias para el 2021, esperamos brindarles una brújula para navegar por este nuevo mundo, anticipar expectativas y liderar con empatía.

  1. El engagement del público es una vía de doble sentido

Las estrategias de engagement de la audiencia han evolucionado durante años como efecto directo de los cambios en los comportamientos de compra, el aumento de la adopción de las redes sociales y la introducción de nuevas tecnologías.

La pandemia de COVID-19 ha acelerado esta tendencia, destacando una necesidad aún mayor de empoderamiento e interacción de la audiencia en el mundo on line. Pensemos en la increíble popularidad de TikTok, la red social para compartir videos que permite a los usuarios crear y manipular contenido de video, convirtiéndose en una vía de autoexpresión para millones de personas.

Lo que veremos en 2021 es la continuación de esta tendencia. Las personas ya no se sienten como oyentes pasivos, sino que buscan participar y quieren influir, interactuar y sumergirse en la conversación de una marca.

Para las organizaciones, esta es una oportunidad única de ver el engagement como un camino de dos vías y crear estrategias que involucren a la audiencia de una manera más profunda, como la co-creación o producción de contenido origina.

Se debe invitar a la audiencia a participar y aportar un soplo de aire fresco a la estrategia, productos y servicios.

  1. Análisis de emociones

Desde hace mucho tiempo se reconoce que cuando se enfrentan a una decisión de compra, los consumidores confían en las emociones con mucha más frecuencia que en el pensamiento racional. Como tal, las emociones son esenciales para el marketing, la experiencia del cliente y la lealtad a la marca.

Pero, al contrario de los macrodatos ahora completamente comercializados, las emociones son innatamente esquivas: son subjetivas, no cuantificables y difíciles de medir.

Todo esto está a punto de cambiar.

Nuevas investigaciones en neurociencia y psicología, así como nuevas tecnologías (herramientas de análisis de texto basadas en inteligencia artificial, análisis biométrico y facial) están ingresando al mundo empresarial de empresas como IBM, Nielsen y Realeyes.

En los próximos años, las marcas se apresurarán a aprovechar estas nuevas técnicas y obtendrán una ventaja competitiva en el «por qué» que impulsa los comportamientos de las personas, en contraposición al «qué» identificable a través del análisis de datos.

  1. Liderar con propósito, participar con empatía

2020 ha demostrado que las organizaciones basadas en un fuerte sentido del «por qué» están mejor equipadas para navegar por un cambio sin precedentes.

En medio de la pandemia, las organizaciones que practicaron la empatía informada hacia sus clientes, la fuerza laboral y la comunidad fueron recompensadas con nuevos negocios y lealtad del cliente.

Los estudios han estado informando durante años cómo las generaciones más jóvenes, las Generaciones Y y Z, consideran el propósito de las marcas como un factor importante en sus decisiones de compra, llegando incluso a cambiar de proveedor de servicios si una empresa los decepciona con la sordera o el desprecio por los problemas sociales.

En el mundo posterior a COVID, la gente le pedirá a su marca que los haga sentir parte de algo más grande que su producto o servicio y los conecte en torno a valores y creencias comunes.

Sin embargo, esto no debería ser solo para mostrar. Poner su «por qué» en el centro de sus operaciones es un compromiso a largo plazo para incorporar un propósito en toda la cadena de valor. Solo entonces este sentido de propósito irradiará fuera de su organización y llegará al cliente.

  1. De regreso a lo “local”

Viniendo de una década en la que viajar nunca había sido más fácil y accesible, la pandemia cambió el estilo de vida de muchos.

La imposibilidad de viajar internacionalmente trajo a la superficie una nueva tendencia: un nuevo interés en lo local.

La gente se dispuso a explorar su propia ciudad o país, apreciando lo que antes se podía haber pasado por alto. Descubrieron que no es necesario tomar un avión al otro lado del mundo para disfrutar de la naturaleza, la historia y el patrimonio cultural.

Al mismo tiempo, personas de todo el mundo, tanto individual como colectivamente, abandonaron a los grandes actores en favor de las empresas y empresarios locales, apoyándolos en las dificultades económicas causadas por la pandemia.

Si bien los viajes internacionales podrían reiniciarse en 2021, la apreciación de lo local llegó para quedarse, especialmente a medida que aumenta la conciencia de los consumidores sobre los problemas de sostenibilidad. Y con el costo que los viajes tienen sobre el medio ambiente, cada vez más personas se saltearán los vuelos innecesarios y adoptarán alternativas más ecológicas.

  1. Experiencias físicas aumentadas

Uno de los muchos resultados de COVID-19 es el cambio de actitud hacia lo que se puede hacer o experimentar sin estar físicamente presente.

Con menos oportunidades para las experiencias «de la vida real», el mundo virtual se ha convertido en el espacio preferido para el entretenimiento, los pasatiempos y el trabajo.

NPD informa que solo en los EE. UU., las ventas de juegos en agosto aumentaron un 37% año con año a USD 3.3 mil millones.

2020 también vio un aumento en la popularidad de plataformas como Zwift, una plataforma de fitness interactiva que permite a los participantes conectar de forma inalámbrica sus bicicletas estáticas o cintas de correr a una aplicación para alimentar avatares en el juego y sumergirlos en un mundo 3D.

A medida que la realidad virtual y aumentada, Internet de las cosas (IoT), y otras tecnologías se generalizan, las experiencias inmersivas nunca han sido más rentables y divertidas. Y aunque volveremos a las experiencias en persona, la gente seguirá anhelando la inmersión y el factor sorpresa al que nos acostumbramos gracias a la tecnología virtual.

  1. El año de lo híbrido

Dado que será cada vez más común aumentar las experiencias de la vida real con funciones virtuales, predecimos que 2021 será el año de eventos, conferencias y reuniones híbridas.

Dado que el fin de la pandemia aún no es una realidad, muchos evitarán viajar y desperdiciar recursos a menos que sea estrictamente necesario. El híbrido es un formato muy atractivo para las organizaciones por su flexibilidad, ya que permite que su audiencia participe, se involucre y aprenda sin restricciones de tiempo o ubicación.

Pero a medida que crece la demanda de eventos híbridos, también lo harán las expectativas de los asistentes.

Los nuevos comportamientos de la audiencia requerirán un cambio en la forma en que se conceptualizan los eventos híbridos. A partir de eventos estáticos similares a seminarios web, veremos un aumento en las experiencias similares a la televisión con un mayor valor de producción. Los estudios de grabación reemplazarán los lugares de eventos o los centros de convenciones, con un fuerte enfoque en las funciones audiovisuales y virtuales.

El diseño de eventos híbridos consistirá en crear una experiencia que satisfaga tanto a las personas que participan en persona como a las que se conectan de forma remota desde casa. Se pondrá especial énfasis en cómo involucrar a ambas audiencias a través de elementos interactivos y en cómo entregar contenido de una manera que sea al mismo tiempo asimilable, entretenida y educativa.

A medida que avanzamos en esta nueva década de innovaciones digitales, la necesidad de que las organizaciones se conecten de manera humana y unan a las personas es más importante que nunca.

Este artículo se ha generado a través de información de MCI Group, una de las compañías líderes a nivel mundial de organización de eventos diseñando estrategias de engagement que liberan el poder de la comunidad en todos los puntos de contacto, ya sea en vivo, virtual o una combinación de los dos.

 

 

2020, el año de los eventos virtuales

en Asociaciones/El Sector/Kolokio por

Con las regulaciones de salud pública en todo el mundo que hacen imposible viajar o reunirse en persona, los eventos virtuales brindaron una excelente alternativa para garantizar la continuidad de los eventos de asociaciones, mantener la fidelización de los miembros, seguir con los programas de formación a través de webinars y generar ingresos.

Pero la popularidad de lo virtual vino acompañada de otra revelación: diseñar un evento virtual atractivo, informativo y rentable no es tan fácil como podría pensarse.

Muchos cometieron el error de abordarlo como una réplica de un evento cara a cara, en lugar de un producto por derecho propio. Otros no consideraron que las estrategias de participación debían adaptarse para la menor capacidad de atención en línea de los participantes.

Hubo mucha prisa por adquirir las últimas herramientas digitales y proveedores de plataformas de eventos virtuales, solo para descubrir que no pueden reemplazar una estrategia de eventos sólida.

La principal conclusión que podemos sacar de este 2020 es que el esfuerzo de organización de un evento virtual es el mismo que el de uno presencial y que uno de los puntos diferenciadores a la hora de organizar un evento virtual es la fase de análisis de preparación del evento. Aquí está la clave del éxito.

 

El Poder de las Asociaciones, un libro fundamental para entender el movimiento asociativo y su potencial

en Asociaciones/Ejecutivos/Kolokio por

Pablo Serrano ha dedicado más de 25 años de su carrera profesional al mundo asociativo. Con Valérie Guillotte fundó el Club de Ejecutivos de Asociaciones, un punto de encuentro y aprendizaje para estos profesionales; y Kolokio International, una empresa especializada en la consultoría y la gestión integral de asociaciones. Los dos han pasado décadas trabajando en este entorno: una experiencia que ahora queda plasmada en El Poder de las Asociaciones, un libro básico para entender el movimiento asociativo y darnos cuenta de su poder como palanca de cambio y desarrollo de todos los sectores.

La redacción de libro ha llevado a Pablo Serrano y a Valérie Guillotte cerca de un año de trabajo. En él recorren sus años de trayectoria profesional en el mundo asociativo, cuestionan su enfoque actual y reflexionan sobre cómo aprovechar al máximo su potencial. “Recopilar más de 25 años de trayectoria y ponerlo por escrito ha sido liberador”, afirma Pablo Serrano.

El Poder de las Asociaciones es un texto fundamental para los profesionales que trabajan en el mundo asociativo, en el que encontrarán capítulos dedicados a cómo organizar el trabajo y sacar el máximo rendimiento de los equipos. Pero también para los miembros de asociaciones, que pueden entender la importancia del movimiento asociacionista y comprender cómo pueden beneficiarse de él. “Los asociados aportan de forma individual, pero reciben colectivamente, por lo que podemos decir que las asociaciones no suman el valor de sus asociados, sino que lo multiplican”, añade Serrano.

Los autores están convencidos de que las asociaciones son una herramienta para construir un mundo mejor, más unido, menos individualista y más colaborativo, instrumentos que ayudan a construir una realidad más abierta en la que se tienen en cuenta las necesidades de los demás y se trabaja por conseguir la igualdad y la justicia. “Nuestros valores están reflejados en nuestra forma de ver el mundo, que actualmente está inmerso en un cambio profundo”, asegura Valérie Guillotte, que aboga por abrazar los cambios y adaptarse a ellos como base para mantener el equilibrio mental y una relación sana con el entorno.

Y precisamente en una realidad tan cambiante como la que vivimos actualmente, en la que un virus nos ha obligado a modificar nuestro estilo de vida, las asociaciones ayudan a sus miembros a adaptarse a los nuevos escenarios, a buscar otras oportunidades y a no sentirse solos en un camino que puede resultar abrumador. Ahora, más que nunca, es el momento de las asociaciones.

El Poder de las Asociaciones está disponible en formato físico y digital. Puede comprarse en librerías y a través de la página web de la publicación. Además, en este enlace puede descargarse el primer capítulo.

Comunicar en tiempos de crisis: la importancia de adaptar el mensaje al momento

en Asociaciones/Ejecutivos/El Sector/Formación por

Dicen que en los momentos difíciles se demuestra de qué pasta están hechas las personas. Pero no sólo las personas. Saber reaccionar con agilidad, eficacia y empatía es muy importante para las empresas en periodos tan complicados como el que estamos viviendo con la crisis sanitaria de la covid-19. Y también saber comunicar, porque el silencio absoluto en un momento de crisis es un error que puede costar caro.

Es natural no tener claro cómo proceder en una situación como la actual: la crisis sanitaria, la paralización de buena parte de la actividad productiva y la crisis económica que conlleva dan lugar a un escenario para el que nadie estaba preparado. Por eso es tan importante contar con un Plan de Comunicación definido que guíe los pasos a seguir y, en particular, un Plan de Comunicación de Crisis que nos ayude a actuar con agilidad y transparencia y a transmitir veracidad y confianza.

En términos generales, el Plan de Comunicación es un documento que recoge las acciones que va a llevar a cabo una organización para comunicarse con su audiencia y facilitar la consecución de sus objetivos. Es una herramienta que unifica los mensajes de una marca, para que sean coherentes con su misión, su visión y sus valores. El Plan de Comunicación de Crisis, por su parte, es un programa que determina las pautas de comportamiento de la empresa ante una emergencia y establece los principios generales de la gestión de la crisis.

Como cada crisis es diferente, el Plan de Comunicación de Crisis debe adaptarse a la situación que se esté viviendo, no puede tenerse hecho a priori al cien por cien. Pero sí es importante tener a mano documentación fundamental para que su elaboración y puesta en marcha sea lo más ágil posible: un dossier con información de la empresa, que nos permita acceder rápidamente a datos sobre capacidad, solvencia o recursos para afrontar una crisis; ejemplos de cómo han afrontado situaciones de crisis otras organizaciones del sector y que se hayan resuelto de forma positiva; supuestos de las crisis más previsibles o que puedan hacer más daño a la empresa; los contactos de las personas de la organización que pueden hacer de mediadores con las administraciones o los sindicatos, etc.

Si contamos con toda esta documentación, lo primero que tendremos que hacer para poner en funcionamiento un Plan de Comunicación de Crisis es formar un Comité de Crisis en el que estarán los responsables de las áreas principales de la organización, entre ellas la de comunicación. Este comité asumirá el control de la situación, tomará las decisiones necesarias para resolver la situación y elaborará los mensajes que deben transmitirse a la opinión pública a través de los distintos canales de comunicación que tenga la propia organización y de los medios de comunicación, para lo que se designará un portavoz.

La comunicación en tiempos de crisis debe ser veraz y transparente y tiene que estar bien fundamentada. Pero también debe ser ágil, por lo que el trabajo del comité será muy intenso, especialmente en los primeros días en los que hay que poner en marcha el plan de comunicación de crisis. En esos momentos no hay horarios y hay que ser capaces de priorizar: como decía Voltaire, lo perfecto es enemigo de lo bueno.

La pandemia provocada por el SARS-CoV-2 comenzó como una crisis externa para la mayoría de las empresas de nuestro país y del mundo: una situación de emergencia sanitaria que hacía que las empresas reaccionaran poniéndose en la piel de sus clientes, estudiando cómo apoyarlos y centrándose en comunicar sus valores. Pero la activación del estado de alarma, el confinamiento y la paralización de buena parte de la actividad productiva para evitar la expansión del virus han derivado en una crisis económica que afecta cada vez a más empresas, que tienen que empezar a tomar medidas para garantizar su continuidad y a comunicar sobre ellas. Está claro que no es lo mismo comunicar poniéndonos en lugar de los afectados que siendo los afectados directos, pero la base de la comunicación en estos momentos sigue siendo la misma: veracidad y transparencia.

Si quieres conocer más sobre comunicación de crisis, apúntate al webinar que estamos preparando en Kolokio International. Comunicación de crisis: adapta tu mensaje a las necesidades del momento. Leticia León, responsable de Comunicación de Kolokio International. 23 de junio de 11.00 a 11.45 horas.

Además, si no pudiste sumarte al webinar de comunicación del 16 de junio, puedes ver la grabación en video. Cuenta lo que eres: cómo poner en funcionamiento un plan de comunicación.

Reflexión y estrategia: cómo tomar decisiones en tiempos de crisis

en Asociaciones/El Sector/Formación/Kolokio por

2020 nos ha traído una nueva crisis económica que parece que va a superar a la de 2008 en gravedad, aunque esperemos que no en duración. Pero esta crisis no procede de una alteración del entorno financiero, sino del sanitario. Una pandemia que ha obligado a frenar la actividad económica para reducir la expansión de un virus nuevo y totalmente desconocido. ¿Cuál es la principal diferencia que se puede observar a priori entre ambas? ¿Cuáles son los efectos de una crisis en la gestión estratégica de las marcas?

Ante situaciones de crisis debemos tomar decisiones rápidas y estratégicas para nuestro negocio, debemos realizar una gestión estratégica. Pero, ¿qué es la gestión estratégica? Y, es más ¿qué es estrategia? Las organizaciones, como las personas, si quieren mejorar lo primero que deben conocer es de dónde parten, cómo son, qué están haciendo, qué es lo que hacen bien y qué es lo que se puede mejorar. Esta es la base de cualquier reflexión estratégica, empezando por la definición de la identidad: su misión, su visión y sus valores.

Los momentos de crisis aumentan dos efectos terribles para cualquier organización: hay más turbulencias a su alrededor y, por tanto, menor capacidad de previsión; y hay una tendencia al deterioro de la situación. Con este caldo de cultivo, vemos una clara necesidad de que la organización replantee su estrategia basándose en la situación que se atraviesa. En el caso que estamos viviendo, la expansión de la covid-19 ha tenido efectos en todos los sectores de la sociedad, nos ha obligado a replantearnos nuestro estilo de vida y ha supuesto una seria amenaza para la mayor parte de las organizaciones. Si en un principio parecía que muchas podían plantearse este virus y sus consecuencias como una situación externa que no tendría por qué afectarles de manera directa, la evolución de la crisis sanitaria y las medidas que han sido necesarias para frenarla han dejado claro que nada ni nadie ha quedado fuera de los tentáculos de la pandemia.

Pero no debemos enfrentarnos a los periodos de crisis sólo como momentos negros a los que hay que sobrevivir. Pueden tener efectos positivos sobre la gestión estratégica si introducimos un ejercicio de reflexión permanente que fomente la innovación y nos lleve a pensar en las tendencias del futuro, no de hoy ni de mañana. Pensar en lo que podemos hacer hoy para mejorar a largo plazo nos ayudará a salir reforzados y a atraer y retener talento.

Las pautas estratégicas para dirigir en tiempos de crisis hacen que el proceso de decisión estratégica tienda a ser emergente, poco planificado, que se extienda la reflexión estratégica a toda la organización y que se sea más consciente del valor de las personas, lo que empuja la innovación.

Es importante diferenciar entre gestión estratégica y gestión operativa. La gestión operativa tiene un enfoque a corto plazo, es la gestión del día a día; mientras que la gestión estratégica tiene un enfoque a largo plazo y una visión global de la organización y de su entorno. Por eso, en la gestión estratégica no pensamos en qué decisión vamos a tomar mañana, sino en qué decisión debemos tomar hoy para conseguir lo que queremos mañana.

En momentos de crisis como el que estamos viviendo la vorágine del día a día puede ponernos difícil ver más allá de mañana, pensar a largo plazo. Pero precisamente en estos días es fundamental dedicarle un tiempo a pensar estratégicamente. Busca el tiempo, elige tu modelo, aplícalo y actúa.

Si quieres conocer más sobre la gestión estratégica en tiempos de crisis, apúntate al webinar que impartirá Pablo Serrano, Director de Kolokio International, el 11 de junio a las 16.30 horas. En él analizaremos cómo la crisis también tiene efectos positivos sobre la gestión estratégica, apuntaremos pautas estratégicas para dirigir en tiempos de crisis y repasaremos tres modelos de desarrollo de un plan estratégico para tomar decisiones en tiempos de crisis: el modelo del núcleo estratégico, el modelo del océano azul y el modelo del DAFO exprés.

Este webinar forma parte de una serie que se completará con otros dos:

Plan de negocio y plan estratégico para asociaciones: claves para lograr el éxito

en Asociaciones/El Sector por

Poner en marcha una asociación no es una tarea sencilla. Para que el proyecto sea viable y se mantenga a largo plazo es necesario iniciar el proceso con un plan de negocio tan exhaustivo como el de cualquier empresa.

Cuando una asociación da sus primeros pasos hay que tener cuatro elementos claves bien definidos y alineados: la misión, la visión, la estrategia y el plan de negocio. Además, en el caso de una asociación hay que tener en cuenta que la toma de decisiones en una organización sin ánimo de lucro no es fácil y que los miembros no se dedican únicamente a la asociación, sino que cada uno tiene otras tareas en sus empresas.

Estos cuatro elementos varían según el tipo de asociación. Hay asociaciones de naturaleza muy variada: grandes, pequeñas, con más o menos socios, con distintos tipos de servicios, etc. El plan de negocio tiene que reflejar la naturaleza de la asociación y tiene que contar con el apoyo de los miembros. Además, es importante que los stakeholders lo entiendan.

Para comenzar el trabajo es fundamental establecer las fuentes de financiación para garantizar la viabilidad, lo que significa determinar las cuotas y otras vías de ingresos. Además, dada la cantidad de asociaciones que existen, es importante innovar y ofrecer valor añadido.

Para que un plan de negocio funcione es aconsejable seguir cuatro pasos:

  1. Escuchar a los miembros iniciales.
  2. Analizar y entender el plan de negocio. Todos los miembros tienen que entender el plan.
  3. Ser realistas: aunque se escuchen las propuestas de todos los miembros, hay que valorar lo que es posible y lo que no.
  4. Seguimiento: hay que revisar y hacer seguimiento de la marcha del plan. Que los actores implicados lo entiendan, que conozcan los indicadores y se establezcan los objetivos futuros.

Diferencias entre un plan de negocio y un plan estratégico

El plan de negocio y el plan estratégico son dos herramientas diferentes, pero complementarias. El plan de negocio se hace antes de poner en marcha proyecto y sirve para valorar su viabilidad. Su duración suele ser de alrededor de un año.

El plan estratégico se hace en organizaciones ya existentes y sirve para determinar las acciones y las líneas estratégicas para llevar una organización del punto en el que se encuentra al punto en el que queremos que esté. Su duración puede variar entre los tres y los cinco años.

Por tanto, son dos herramientas diferentes que se ponen en marcha en diferentes momentos, pero ambas son necesarias para tener siempre claros los objetivos y las directrices claras que seguir para conseguirlos.

Y, por supuesto, los objetivos que nos marquemos han de ser medibles y alcanzables. Para medirlos hay que establecer unos indicadores o KPI –Key Performance Indicators– que nos permitan ver cómo avanzamos en el cumplimiento del plan a lo largo del tiempo. Y han de ser realistas y alcanzables según los recursos con los que contemos.

Por último, queremos hacer hincapié en que tanto el plan de negocio como el plan estratégico han de tener en cuenta a los miembros de la asociación. De lo contrario, corremos el riesgo de perder la vinculación con ellos y, por tanto, su apoyo.

FESPA España y ASPACK, gestionadas por Kolokio, finalistas en los Premios Europeos de Asociaciones

en Asociaciones/Ejecutivos/Eventos/Kolokio por

En Kolokio International estamos de enhorabuena. FESPA España y ASPACK, asociaciones que gestionamos, están nominadas conjuntamente al premio a mejor liderazgo de asociaciones de los European Association Awards 2019 que organiza GCN Events y que se entregarán en Bruselas el 28 de marzo.

Los European Association Awards reconocen la excelencia y la calidad de asociaciones de toda Europa y cuentan con el apoyo de ESAE, la Asociación Europea de Ejecutivos de Asociaciones.

Los galardones tienen 15 categorías: liderazgo de asociaciones, mejor campaña de comunicación de un asociación, mejor conferencia, mejor evento de asociaciones organizado por una agencia, mejor revista, newsletter o publicación de una asociación, mejor evento de networking o premios de una asociación, mejor colaboración como partner de una asociación, mejor iniciativa de aprendizaje de una asociación, mejor web de una asociación, mejor campaña digital, mejor campaña de lobby, mejor provisión de información sobre la industria, desarrollo más innovador para una asociación, mejor asociación europea con menos de 30 empleados y mejor asociación europea con más de 30 empleados. Aquí puede consultarse la lista de todos los finalistas de las distintas categorías.

FESPA España y ASPACK están nominadas en la categoría de liderazgo de asociaciones. En Kolokio Internatinal llevamos la Secretaría General de ambas asociaciones y con los años todos los miembros del equipo hemos ido interiorizando conocimientos sobre el mundo asociativo.

No sabemos si FESPA España y ASPACK resultarán ganadoras –comparten candidatura con Beauty & Homecare Association, European Association for the Promotion of Congeneration, European Society of Intensive Care Medicine, Union of the Electricity Industry, Spanish Society of Periodontology y the European Chemical Industry Council– pero ser finalistas ya supone una inyección de energía y motivación para el equipo de Kolokio que está detrás de la gestión de ambas asociaciones.

La lista completa de candidatos a los distintos galardones puede consultarse aquí. Los ganadores serán elegidos por un jurado independiente formado por directores ejecutivos de una amplia gama de asociaciones comerciales y profesionales con sede en Europa. Cada miembro del jurado hará su evaluación de forma individual, para ser lo más imparcial posible y no dejarse llevar por las opiniones de otros miembros. Los organizadores recopilarán las puntuaciones y determinarán los ganadores de los premios.

Susan Danger, CEO de AmCham EU forma parte del jurado. Para ella uno de los principales retos de una asociación hoy en día es ofrecer valor añadido a sus miembros a pesar de que vivimos un momento de presupuestos bajos. “El primer paso tiene que ser enriquecer los mensajes, ser capaces de simplificar la comunicación pero, al mismo tiempo, probar técnicas innovadoras como la infografía. Esto ayuda a disminuir la brecha entre la información técnica y nuestra capacidad de atraer la atención”.

Susan Danger cree que también es muy importante potenciar la capacidad de influencia de las asociaciones. “Las organizaciones europeas tienen que presentar una narrativa positiva sobre la Unión Europea y sus beneficios para los ciudadanos. Necesitamos esforzarnos más en campañas innovadoras que refuercen este relato”.

Para Gerd Götz, Director General de European Aluminium, otro asunto fundamental de las asociaciones hoy en día es la capacidad de construir alianzas y coaliciones. “Recomendaría a las asociaciones europeas tener una visión más macro de su sector y trabajar con sus homólogos internacionales”.

En ASPACK y FESPA España se lleva a cabo un importante trabajo internacional: en la primera, gracias a la colaboración con ECMA, la asociación europea de fabricantes de envases de cartón; y en la segunda porque estamos bajo el paraguas de FESPA Internacional, que agrupa a 37 asociaciones nacionales del sector de la serigrafía, la impresión digital y la impresión textil.

Ir a Arriba