Cómo la comunicación empresarial puede contribuir a fortalecer la reputación corporativa

en Ejecutivos/El Sector por

Los líderes empresariales se enfrentan a un nuevo paradigma económico: la economía de la reputación. Este artículo, síntesis del estudio realizado por Cristina Pérez Sampol, José María Gomez Zorrilla y Jorge Marco Blanco, exponemos de manera estructurada los ocho ejes que debe desarrollar una empresa para articular una comunicación corporativa que favorezca su reputación y la relación con sus grupos de interés.

Para contextualizar los ocho ejes, es importante señalar los dos conceptos clave que se armonizan en este artículo. Por un lado, la reputación corporativa: la consideración en la que tienen los grupos de interés a las empresas. Por otro, la economía de la reputación: elemento fundamental en el nuevo paradigma económico que vivimos, caracterizado por el creciente poder de influencia y decisión de los consumidores.

Una correcta estrategia de comunicación corporativa se debe fundamentar en estos 8 factores:

-Diferenciación
-Exhaustividad
-Uso social
-Concreción
-Integración
-Usabilidad
-Continuidad
-La medición

La diferenciación de contenidos y la integración de los públicos de interés en las conversaciones de la empresa son factores clave de éxito en el desarrollo de esta estrategia. También lo es la medición: el análisis de las acciones es vital para llevar a cabo una buena actividad comunicacional y, por ende, de la reputación corporativa. Esta medición se debe llevar a cabo por tres motivos:

-Para conocer las necesidades de los consumidores a través de esa investigación.
-Para corregir aquellas acciones que no funcionan
-Localizar los puntos fuertes de la empresa y explotarlos

Así mismo, es fundamental:

-Diseñar un plan de medios sociales: que atiende los pilares de integración, uso social y concreción.
-Creación de una sólida red de contactos: genrarndo networking y potenciando la capacidad de influencia a través de la comunicación con los influencers (personas que cuentan con cierta credibilidad sobre un tema concreto, y por su presencia e influencia en redes sociales puede llegar a convertirse en un prescriptor interesante para una marca). Esta red debe realizarse a través de una correcta segmentación del público.
-Desarrollo de acciones específicas; concursos y-o juegos en las redes sociales. Son multitud de empresas las que se sirven de estas acciones para despertar el interés de los grupos de interés. Se considera que estas acciones guardan vínculo con el pilar de la diferenciación.

-Generación de contenidos audiovisuales. Se trata de otra estrategia que conecta con la diferenciación. Multitud de autores y profesionales del marketing consideran que el contenido audiovisual está a la orden del día y es un recurso que debe ser empleado por las personas para generar engagement (vínculo y-o compromiso) con los consumidores y otros grupos de interés. Muestra de ello es el crecimiento que han experimentado redes sociales como You Tube, Pinterst o Instagram en los últimos años.

¿Y qué decir de multitud de herramientas de edición audiovisual que han ido surgiendo? El contenido es el rey, y si las empresas apuestan por el formato audiovisual tienen el éxito garantizado siempre y cuando hablemos de un contenido de calidad.

Adaptación del contenido al uso del multidispositivo

Nos referimos al diseño de sitios responsive (o adaptativo, es una técnica de diseño web que busca la correcta visualización de una misma página en distintos dispositivos. Desde ordenadores de escritorio a tablets y móviles). Este requisito se justifica porque cada vez más los consumidores se conectan a Internet desde móviles y otros dispositivos; una tendencia que empieza a superar al uso del ordenador portátil o de mesa.

Acciones de monitorización y programación. Monitorizar para ver qué contenidos funcionan e interesan más y trabajar en esa línea. Y programar para ganar en continuidad, por ejemplo felicitar el año nuevo a las 0.30 del 1 de enero. La empresa debe evitar, en la medida de lo posible, tener redes sociales y para conseguirlo puede apoyarse en diferentes herramientas.

Análisis, control y medición. Si la empresa no se preocupa de si sus acciones son efectivas (a través del análisis y control) está perdiendo el tiempo. Y si no (análisis y medición) se ocupa de ver qué le interesa a u stakeholders (todos los grupos que se pueden ver afectados por la decisión de una empresa; también llamados grupos de interés), está perdiendo credibilidad.

Integración con las estrategias de comunicación off-line. Las acciones online deben estar ligadas con las offline, de lo contrario la estrategia de comunicación general de la empresa pierde sentido y puede afectar muy negativamente a la reputación corporativa.

Fuente de contenido: tecnología-ciencia-educacion.com y https://www.40defiebre.com/que-es/influencer
Autores del contenido original: Cristina Pérez Sampol, José María Gomez Zorrilla y Jorge Marco Blanco

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*